7 Especies de árboles sanadores para abrazar haciendo Marcha Nórdica

árbol y la marcha nórdica

Queridos Walkers hoy nos hacemos eco del tema de los incendios forestales,  a  la vista de los últimos desastres naturales acaecidos en todo el planeta,  donde el fuego ha sido el protagonista y de la importancia de cuidar nuestro medio ambiente.

A nosotros nos toca de lleno ya que nuestro gimnasio es la naturaleza y el protagonista es el árbol.

Existen 140 estudios de la Universidad de East Anglia donde testaron  a 290 millones de personas de 20 países midiendo su salud en relación con su cercanía o lejanía a espacios verdes. El resultado fue que los espacios verdes están asociados a ENORMES beneficios para la salud.

En multitud de culturas a lo largo y ancho del globo,  los árboles son considerados el eje vertical de toda la vida en la tierra. Sensibilizarnos con su energía es despertar nuestra conciencia y nuestro cuerpo hacia ellos y algo que nos conecta con nuestra energía primigenia, nos ayuda a hacer una limpieza energética interna gracias a las fitoncidas , que son compuestos orgánicos liberados por los árboles.

Muchos de los trastornos que padecemos los seres humanos, que vivimos en ciudades, se acabarían con un simple paseo por la naturaleza.

Antiguamente se creía que cada árbol tenía una energía diferente  y que cada uno podía aliviar el desequilibrio específico en la persona que se abrazaba a él.

Ellos nos cargan de buenas vibraciones y nos ceden su energía y su respiración de manera natural.

En los libros de Tao de  Mantak Chia y Maneewan Chia nos hablan que las personas hemos usado todas las partes de los árboles como remedios para nuestra curación.

Los árboles más grandes poseen más energía y si están cerca de corrientes de agua, la energía se multiplica. Algunos árboles son más fríos que otros y aquí os vamos a dejar un pequeño resumen para que cuando hagáis vuestra caminata habitual, si veis alguno, aprovechéis  unos minutos para cargar las pilas.

7 ÁRBOLES

  1. PINO: son los mejores para irradiar la energía Chi, nutren la sangre y  fortalecen el sistema nervioso. Se les denomina “Árboles Inmortales”.
  2. CIPRESES: reducen el calor y nutren de energía Yin.
  3. SAUCES: ayudan a eliminar la humedad excesiva del cuerpo y reducen la alta tensión.
  4. ABETOS: ayudan a eliminar calambres, curar los huesos rotos más rápido, reducen hinchazón
  5. HIGUERAS: eliminan el exceso de calor del cuerpo, aumentan saliva, detienen diarrea.
  6. CIRUELOS: nutren el bazo, el estómago, el páncreas y relajan la mente.
  7. ESPINOS: ayudan a la digestión, fortalecen los intestinos y reducen la tensión sanguínea.

CONEXIÓN

Para conectar con el árbol sólo tienes que mirarle de frente en silencio durante unos minutos, y notarás la energía sanadora que te trasmite.

Intuitivamente sabrás que hacer, si poner tu/s mano/s en su corteza, abrazarlo, o sentarte con la espalda pegada en su tronco para que tu espalda recoja toda su energía.

Tenemos que empezar a abrazar nuestra propia biología, lo que nos pide el cuerpo. Abandonar las obligaciones autoimpuestas y comenzar a disfrutar más de aquello que nos apasiona. En nuestro caso La Marcha Nórdica y La Naturaleza.

“NADIE QUIERE ASUMIR SUS OBLIGACIONES AMBIENTALES, PERO SI QUIERE IRSE DE VACACIONES DONDE ABUNDA LA NATURALEZA”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here